Jóvenes, un Pentecostés distinto

Jóvenes, un Pentecostés distinto

Vivir nuestra fe en este tiempo de confinamiento puede ser un regalo o un desafió. Un regalo, ya que en un cotidiano normal tengo tantas actividades que no consigo organizarme y dedicarle el espacio que quiero a Dios y ahora en cuarentena he podido encontrarme con Jesús y disponerle el tiempo que quiero. Un desafió ya que en casa me encuentro mil cosas que me distraen y que no me permiten encontrar un momento para compartir con Jesús. Viendo estas dos posibilidades debemos hacer una elección, la cual depende solo de ti.

Te invito a darle toda tu atención a Jesús. Para ello te convido a preparar el corazón para Pentecostés. Creo que no puede pasar un minuto más sin estar con Jesús. ¡Y que instancia más bonita para decirle que sí lo quieres en tu vida!

Pero, te preguntarás ¿Quién es el Espíritu Santo? El Espíritu Santo, es la tercera persona de la Santísima Trinidad, es Dios. Verdadero Dios como lo son el Padre y el Hijo. Es el Amor del Padre y el Hijo. Su presencia nos da gracia a nosotros los fieles para unirnos más a Dios y entre sí. Nos ofrece el amor sincero, nos ayuda a cumplir con nuestros con Dios y con los demás, nos lleva a la unión perfecta con Jesús.

Ahora como recibirlo en casa, Tips:

*Rezar novena del Espíritu Santo. (https://www.aciprensa.com/noticias/rumbo-a-pentecostes-hoy-comienza-la-novena-al-espiritu- santo-66174 Les dejo esta página que tienes links para las oraciones de cada día, por si a alguien le sirve).

*Elegir donde participar este sábado 30. (Nuestra parroquia ofrece una oración cantada “Y QUEDARON LLENOS DEL ESPÍRITU SANTO” de
las 17:00 a las 19:00hrs por nuestras redes sociales parroquia apóstol Santiago).

Para un mejor encuentro te recomiendo

*Limpiar la casa. Jesús ve el detrás de cámara. (como cuando llega una visita a la que queremos mucho y una forma de mostrar que
lo esperamos es con la casa ordenada solo ahora el que viene es Jesús, es la visita más especial de nuestras vidas).

*Preparar un altar, cuenta con un espacio de oración. (Recuerden que nuestra parroquia los invita a preparar un signo, el cual
puedes compartir con nosotros)

*Lectio divina Hechos 2.

*Silencio, para presenciar la voz de Dios. (silenciar es escuchar es primero la palabra de Dios, segundo a mi familia).

*Vivir confinamiento, no pasar tanto tiempo en las redes sociales.

*Escribir a Dios. (*Pedir coraje para tal prueba, *pedir alegría como testimonio, fruto del Espíritu de amor en tu vida).

Recibir el Espíritu Santo, y todo lo que el puede hacer en nosotros es otro precioso obsequio de Dios para cada uno de nosotros, el nos vuelve la mejor versión de nosotros mismos y nos deja regocijarnos en él. Deja que el Espíritu Santo dirija tu vida.

Anita Perez Marquez
Coordinadora Pastoral Juvenil
Diocesis San Carlos de Ancud

share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *