NUESTRA HISTORIA


1567

El primer templo comienza a construirse el mismo año de la fundacion de la ciudad con el nombre de apostol Santiago.

1904

Se levanta por 7ma vez luego de 6 incendios voraces el actual Templo san Francisco, cuya construccion se inicio en 1904 y termino en 1912.

1979

Por su extraordinaria belleza arquitectonica y magnificensia fue delacarada Monumento Nacional por decreto supremo el 19 de Julio de 1979.

1997

Se comienza gran restauración del templo incluido el aplomo de las torres, ya que presentaban pudricion el los pilares.

2000

Se le concede la categoria de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco el 30 de Noviembre del año 2000.

2017

Hoy, la iglesia de Castro es el símbolo de la ciudad y alrededores, el gran faro urbano. Hito cultural y material que dewsde diversos sectores urbanos y rurales se observa, es la gran “señaletica” religiosa y comunitaria de Castro.




NUESTRA ORDEN



ORDEN DE LOS HERMANOS MENORES

La Orden de los Hermanos Menores, fundada por San Francisco de Asís, es una Fraternidad. Los Hermanos, llevando a una mayor plenitud la consagración bautismal y respondiendo a la llamada divina, se entregan totalmente a Dios sumamente amado, mediante la profesión de obediencia, pobreza y castidad, que han de vivir según el espíritu de san Francisco. Los Hermanos Menores, incorporados en el pueblo de Dios, atendiendo a los nuevos signos de los tiempos y respondiendo a las condiciones de un mundo en evolución, tengan siempre un mismo sentir con la Iglesia, hagan suyos sus proyectos e iniciativas y secúndenlos en la medida de sus posibilidades

NUESTRA HISTORIA

Provenientes del Perú, en 1553 se instalan en territorio chileno los cinco primeros religiosos franciscanos. La primera fundación corresponde al convento de Santa Lucía, el 3 de octubre de 1553, en Santiago. La segunda fundación ocurre en noviembre de ese mismo año, en Concepción. El 7 de octubre de 1554, los franciscanos pasan a ocupar la Ermita de Nuestra Señora del Socorro, actualmente el convento de San Francisco de la Alameda. A medida que la Conquista avanza, nuevas fundaciones se suman: Valdivia, La Serena, Angol, Imperial, Villarrica y Castro.


NUESTROS HERMANOS


Julio Campos Miranda

Padre Franciscano

Lorem ipsum dolor sit amet,
consectetur adipisicing elit. Fugiat,
earum, deleniti, repellat corporis
aspernatur delectus perspiciatis vel
consectetur inventore sint.


Pedro Cisternas Alcaino

Padre Franciscano

Lorem ipsum dolor sit amet,
consectetur adipisicing elit. Fugiat,
earum, deleniti, repellat corporis
aspernatur delectus perspiciatis vel
consectetur inventore sint.


Leonardo Andrade Aguilar

Padre Franciscano

Lorem ipsum dolor sit amet,
consectetur adipisicing elit. Fugiat,
earum, deleniti, repellat corporis
aspernatur delectus perspiciatis vel
consectetur inventore sint.


Armando Jorquera Moya

Hermano Franciscano

Lorem ipsum dolor sit amet,
consectetur adipisicing elit. Fugiat,
earum, deleniti, repellat corporis
aspernatur delectus perspiciatis vel
consectetur inventore sint.



NUESTRA MISION



La Orden de los Hermanos Menores, fundada por San Francisco de Asís, es una fraternidad en la cual los hermanos, siguiendo más de cerca de Jesucristo bajo la acción del Espíritu Santo, se dedican totalmente, por la profesión, a Dios sumamente amado, viviendo en la Iglesia el Evangelio según la forma observada y propuesta por San Francisco.

Los hermanos, seguidores de San Francisco, están obligados a llevar una vida radicalmente evangélica, es decir: en espíritu de oración y devoción y en comunión fraterna; a dar testimonio de penitencia y minoridad; y, abrazando en la caridad a todos los hombres, a anunciar el Evangelio al mundo entero, a predicar con las obras la reconciliación, la paz y la justicia y a mostrar un sentido de respeto hacia la creación.


Los franciscanos no somos monjes sino religiosos surgidos de un grupo llamado Órdenes Mendicantes, en el siglo XIII. Aunque no somos una Orden contemplativa, sin embargo el acento está puesto fuertemente en la oración, la vida con Dios e incluso el eremitorio. Tratamos de unir en la vida diaria la contemplación y la acción.

Entre nosotros nos llamamos y vivimos como hermanos si bien muchos son también sacerdotes. Francisco quiso que sus hermanos tuvieran los mismos derechos y deberes sin distinción. A la cabeza de la fraternidad hay un provincial que se llama ministro y un superior que se llama guardián. Estas palabras significan que se trata de alguien que sirve y cuida de los hermanos.